viernes, 31 de mayo de 2013

Real de San Vicente (Siendo niño hayá por los años 70....)






Ayer me desperté de un agradable sueño...
Andaba por las calles de "El Real de San Vicente" (Toledo), con unos pantalones cortos....
Cuando miré a un charco, me di cuenta por el reflejo que era un niño...
Debía estar por los años 70, a juzgar por mi pequeño tamaño....



- Miré al viejo Ayuntamiento y debajo estaba el puestecillo del Tío "Terry", con su pierna de palo, acurrucado, y rodeado de golosinas....

- Giré la cabeza hacia el "Cine Real", y allí estaba "Tío Gabino", que volvía a poner las cartelereas de una película de "indios y vaqueros".

- Bajé por la calle y al fondo estaban los billares, con sus máquinas de bolas de peseta, su billar, y su ping-pong. Y el paciente "Felipe", cambiando a un niño un "duro".

- Sonaron las campanas, y D. Ángel pasó apresurado, para no llegar tarde a la misa de la 1.

- Pasó "Carifi" (el guarda forestal), con su delgada moto carretera hacia arriba.

- Y mientras "Poky", colgaba un cartel de una orquesta, para la verbena del sábado.

- Sonó un pregón del "Chato" : ¡Se venden sardinas y pescado fresco....en c'a la Lute....!

- Subí nuevamente hacia la plaza y al pasar por "La Posada" que hacía esquina, pude oler a "asadurilla" cuyo aroma salía por la ventana...

- También me llegó el olor a pan recién hecho, que descargaba "Juanito" en las banastas de mimbre, mientras Isabel le decía: ¡Rápido, que tengo gente...!.

- Me dirigí hacia la tienda de la "Tía Régula", y vi pasar en su vieja moto a Ignacio (el carnicero).

- Saludé a los hermanos "Magaña", Pocholo, Juan (carpientero), Isa,  y a Yolanda Sánchez. Estaban jugando allí mismo...

- Gordo y sus hijos, se disponían para subir a la "Piscina del Catañar", subían pan y unas cosas de última hora. Siempre subían muy temprano, para dejarla lista todas las mañanas en verano....

- Al pasar por "Los Caños", encontré unas mujeres lavando la ropa, y saludé a "El Pulga" que venía de cazar unos conejos...

- Tío "Lagarto" con su boina y fajín, estaba dando de beber al burro.

- Paco (hijo de tía Clementa), pasaba con un buen rebaño de cabras hacia el pueblo.

- Y también ví a Palomo, que con su azadón al hombro subía carretera arriba hacia San Nicasio...


Y entonces sonó el despertador, y me encontré en una ciudad, en el 2013, y empapado de sudor por el calor que hacía ese día de Mayo....





Me faltaron 1.000 "realeños" más por nombrar..... en este cálido sueño.........

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario